PARAMOS ANDINOS

"ECOSISTEMAS UNICOS INDISPENSABLES PARA LA VIDA HUMANA"


Los páramos andinos son ecosistemas especiales de alta montaña que se encuntran por encima del límite superior del bosque andino ecuatorial, hasta la línea de las nieves perpetuas, cuando estas existen, extendiendose a lo largo de Venezuela, Colombia, Ecuador, Panamá y Costa Rica, con algunas derivaciones hacia el norte de Perú.

Colombia tiene la mayor extensión de páramos en el mundo, debido a que posee el 50% del total de superficie existente de estos ecosistemas, correspondiente a 2 906 137 hectáreas del territorio Nacional, albergando una enorme diversidad biológica distribuida a lo largo de las tres cordilleras.

Los páramos son ecosistemas únicos con un valor ecológico incalculable pero son demasiado frágiles y vulnerables haciéndose evidente su deforestación y degradación. Revertir estos sucesos es muy difícil por la severidad de los impactos al ecosistema, sumado a que los procesos de regeneración natural son muy lentos a causa de las condiciones climáticas existentes, por lo que se debe empezar con urgencia procesos de recuperación que involucren a sus pobladores de manera incluyente para que sean más efectivos.

Los páramos ofrecen diversos servicios ambientales, pero es de especial importancia su gran capacidad de fijar el carbono atmosférico y de almacenar y regular recursos hídricos, siendo la fuente del 75% del agua dulce de Colombia.

PARAMO DE GUERRERO

El páramo de Guerrero ocupa cerca de 39240 Ha entre los 3200 y 3800 msnm en la cordillera oriental de Colombia. Es un ecosistema altamente intervenido por las actividades agropecuarias y mineras de sus habitantes, pero de gran importancia hídrica, ecológica y ambiental ya que es el origen de nueve importantes cuencas hidrográficas, drenando aprox. el 43% de sus aguas al río Bogotá.

El páramo de Guerrero alberga 160 especies de 54 familias de flora nativa, que en las últimas décadas se ha visto reducida a un 30% de la vegetación presente en este.

Los grandes mamíferos como el oso de anteojos se extinguieron quedando 21 especies de pequeños mamíferos que son en su mayoría roedores y quirópteros. Se encuentran 8 especies de anfibios, 7 especies de reptiles, 98 especies de 36 familias de aves, de las cuales 8 son endémicas.


El Páramo de Guerrero al igual que otros páramos vecinos como el Páramo de Rabanal se caracteriza por contar de manera natural con vegetación propia de páramo en asocio con vegetación de bosque alto andino lo que hace de este un ecosistema único que puede ofrecer recursos naturales de gran valor como plantas medicinales, plantas de uso alimenticio, plantas de uso ornamental, que brindarían a su población la opción de cambiar el uso tradicional y erróneo que han dado a sus tierras por un uso que les puede dar mayor beneficio y mejor calidad de vida a la vez que estan recuperando el ecosistema y así lograr una convivencia en armonía con el páramo.

 

sc